🤚A estas alturas seguro que ya sabés lo importante que es el Menú en tu restaurante. Más que una herramienta de Marketing.

✓Es el espacio físico donde presentás tu diferencial, tu concepto gastronómico, aquellos productos que más te interesan vender. Es tu carta de presentación. ⠀⠀⠀

👉Y es tan importante su diseño gráfico (por favor, SIEMPRE haz los menús con un diseñador/a profesional) como los textos que presentan los platos y bebidas. Sin una escritura profesional que pueda comunicar efectivamente tus productos, tu restaurante está en terapia intensiva.

Y no exagero. Porque con las palabras podemos persuadir, contar una historia, conectar emocionalmente, generar expectativas y deseos, aumentar la percepción de valor del producto y hasta diferenciarnos de la competencia. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Por ello, hoy te traigo este post con mis 3 recomendaciones a la hora de aplicar escritura persuasiva en tus menús.

 

1-SIEMPRE AGREGÁ UNA DESCRIPCIÓN A TUS PLATOS.

Esto es muy importante porque no siempre los clientes entienden eso de “Bife a la Porteña” o “Ravioles a la amatriciana”

Es fundamental que sepas que una mente confundida NO compra. Y si te interesa vender tus platos más rentables peeero no hay una descripción que pueda lograr que tu cliente se imagine lo que va a pedir, acabás de perder la oportunidad de hacerlo.

Pero tampoco me refiero a que simplemente describas el plato sin más. Aplicale  algo de condimento y sabor a tus descripciones, (sin pasarte porque eso de “…sobre suave colchón de hojas verdes” es de terror…)

Te doy un ejemplo:

No es lo mismo leer en un menú: “Ojo de bife con papas” que “Ojo de bife especial y jugoso (400 grs.) a la leña con papas jujeñas fritas”

¿Qué hace la diferencia?

Utilicé información real (no mientas por favor) del producto y la nombré: 400 grs. del bife y el origen de las papas.

A esta información la combiné con algunos adjetivos que ayudan a que el cliente desee y saboree el plato incluso antes de pedirlo: jugoso, especial.

Y rematé esta descripción mencionando la técnica de cocción: en este caso “a la leña”

Entonces la receta sería:

INFORMACIÓN DEL PRODUCTO (gramaje, origen) + ADJETIVOS TENTADORES + TÉCNICAS DE COCCIÓN= PLATO GANADOR EN TU MENÚ.

Reitero por las dudas…no se trata de mentir ni de exagerar. Más bien de contar tentadoramente lo que tu plato lleva y cómo está hecho.

 

2-CUIDADO CON LAS FALTAS DE ORTOGRAFÍA.

Parece obvio. Pero no lo es.

Resulta muy chocante ver en un menú faltas de ortografía que arruinan la experiencia del momento en el que estamos eligiendo nuestros platos.

Por favor, tené mucho cuidado en este aspecto. Podés tirar por la borda un diseño bello y unos textos persuasivos si se lee: “pizza con musarela….” o “albaca” o “alcool”

Siempre siempre que hagas un menú nuevo, controlá este aspecto o bien pedile a un especialista en corrección de textos que revise el menú antes de mandar a imprimirlo.

 

3-TRANSMITÍ TU PERSONALIDAD EN TU MENÚ.

Es super importante que los textos de tus menús sean fieles al estilo de tu restaurante.

Si tu local gastronómico apunta a un público x, con determinados gustos e intereses, que tiene una forma de comunicarse, por favor, ¡no escribas para otro público que no sea el tuyo!

Por ejemplo:

Si mi restaurante apunta a jóvenes que salen a divertirse, mi menú comunicará los platos y bebidas de una forma divertida, amigable. Usando su lenguaje, tu tono de voz.

Si a la fórmula que te dí en el tip N°1 le agregás tu tono, tu personalidad y tu creatividad tendrás un menú distinto, que enganche y esté alineado con lo que tu cliente objetivo quiere. Y esto siempre se traduce en más ventas.

Si querés que te ayude a redactar un menú que realmente venda, podés contactarme acá 

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Ya habías implementado alguno en tus menús?

¡Me encantará leer tu comentario!

Un saludo,

Alejandra.